El Gobierno de Luis Arce pidió una profunda reflexión al interior del MAS

-Lamenta que se haya hecho “una serie de acusaciones infundadas”, pide evitar fracturas internas a propósito del primer triunfo del partido en 2005.

Una concetración política del MAS/ arch referencial

La Paz, Innovapress, 19 dic 2022.- La administración del presidente Luis Arce pidió una “profunda y amplia reflexión” interna al interior del Movimiento Al Socialismo (MAS) para evitar fracturas, hizo el pedido a tiempo de rememorar el triunfo del partido en las elecciones de 2005.

Este 18 de diciembre el oficialismo celebró un año más de la “histórica victoria política y electoral” de Morales y el MAS que les permitió emprender “un camino de profundas transformaciones” que continuaron cuando Arce ganó los comicios generales de 2020.

El Gobierno de Arce lamentó que se haya hecho “una serie de acusaciones infundadas” que “dividen” al partido y no ayudan a tener un “escenario favorable” para una celebración conjunta en el llamado “Día de la Revolución Democrática y Cultural”.

El comunicado cuenta una serie de acusaciones falsas y niega dichos de altos dirigentes del MAS, incluido Evo Morales, sobre supuestas traiciones y “pactos” con la oposición, o planes para impedir una eventual candidatura del exmandatario en las elecciones de 2025, entre otros.

“Esperamos que pronto exista una profunda y amplia reflexión al interior de nuestro instrumento político MAS-IPSP a fin de evitar fracturas que, de profundizarse, generará daños que costarán reparar y pondrá en riesgo el proceso más importante de transformaciones para el pueblo boliviano”, cita la nota.

Para el Gobierno boliviano, no hay que temer a reconocer la existencia de “tensiones internas” en el oficialismo y consideró que la mejor manera de resolver esto es hablando con “franqueza revolucionaria” en espacios internos del partido.

Al mismo tiempo que el “enemigo interno” no se encuentra entre el mismo oficialismo y que es “imperioso tener sentido del momento histórico” para evitar otro “golpe de Estado por parte de la derecha fascista” que, según el Ejecutivo, “se alegra” y “alienta” lo que está ocurriendo con el MAS.

“Profundizar la democracia interna en nuestro Instrumento Político nos haría más fuertes y nos convocaría a todas y todos a hacer el máximo esfuerzo de anteponer nuestras coincidencias sobre las diferencias, para construir, sobre la base de nuestros principios ideológicos y políticos, condiciones para seguir avanzando en unidad victoriosa”, remarca.

“Ratificamos que somos un gobierno del MAS-IPSP, electo por el pueblo boliviano en las urnas; ratificamos nuestros principios antiimperialistas, anticapitalistas, antineoliberales, anticoloniales y antipatriarcales, y ratificamos que seguiremos avanzando en el camino de nuestra Revolución Democrática y Cultural, así como en la consolidación de nuestro Estado Plurinacional de Bolivia, y en la construcción de una Patria Grande unida, digna y soberana”, se lee en un comunicado.

La Administración de Arce ratificó que es un “gobierno del MAS” y envió un “saludo revolucionario” a Morales y a la militancia oficialista.

En 2016, Morales aprobó una ley que declaró el 18 de diciembre el “Día de la Revolución Democrática y Cultural” para conmemorar que en esa fecha en 2005 el expresidente obtuvo su primera victoria electoral.

IP/MP

Comparte el artículo en: