Fiscalía de Puno abrió investigación a Evo Morales en Perú

– Por el pretendida de unir la región de Puno al Runasur, organización creada por Morales.

Evo Morales junto con el exgobernador de Puno, Germán Alejo/ Gentileza

La Paz, Innovapress, 15 ene 2023.- La Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Puno abrió investigación contra el expresidente Evo Morales; el líder de Perú Libre, Vladimir Cerrón; y el exgobernador regional de Puno Germán Alejo Apaza.

Las pesquisas, por un plazo de 60 días, son por el presunto delito contra la seguridad nacional – traición a la patria, en la modalidad de atentado contra la integridad nacional en el caso de los líderes peruanos.

Desde Lima se da cuenta que la investigación preliminar se abrió a partir de la denuncia penal presentada por el congresista peruano Jorge Montoya (Renovación Popular). Allí se citan declaraciones y supuestas acciones de los implicados, presuntamente destinadas a acciones como “el propósito de unir la región de Puno al Runasur, organización creada por Evo Morales”.

Allí se advierte que “se ha generado un grave conflicto social que viene siendo utilizado, incentivado y aprovechado por intereses subalternos de los denunciados y sus asociados, cuyo objetivo es la secesión de parte de nuestro territorio para formar un estado independiente”.

También se indica que la “asociación delictiva” de Germán Alejo con Evo Morales se evidencia con los “múltiples encuentro políticos y actividades proselitistas entre ambos personajes, siendo el último de ellos el 17 de noviembre”.

Evo responde

Por su parte, Morales manifestó que en Perú lo acusan penalmente para ocultar “crímenes de genocidio” tras conocerse que la Fiscalía peruana admitió una denuncia en su contra por el supuesto delito de “atentar contra la integridad nacional”.

Morales escribió en su cuenta de Twitter que “congresistas procesados por sedición al desconocer el voto del pueblo” están cometiendo “delitos de actos hostiles contra Estado extranjero y tratan de acusarnos penalmente”.

El expresidente boliviano mantuvo una activa presencia en Perú, sobre todo en regiones del sur del país, durante el Gobierno de Pedro Castillo con el objetivo de incentivar la integración de regiones como Puno al proyecto Runasur, la plataforma internacional de movimientos sociales e indígenas que impulsa.

Perú prohibió a Morales y a otros ocho bolivianos el ingreso al país vecino porque lo acusan de entrar para “efectuar actividades de índole política proselitista”, lo que afecta la “seguridad nacional del país”.

IP/MP

Comparte el artículo en: