Gobierno ve inviable propuesta de Santa Cruz para el censo en 2023 por ‘incompleto’ y sin ‘sustento técnico’

-El conteo poblacional será en 2024, ratificó el ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui. La Coordinadora del Censo, Martha Oviedo detalló las observaciones.

El ministro Sergio Cusicanqui desahució la propuesta de Santa Cruz para un censo en 2023/ APG

La Paz, Innovapress, 28 sep 2022.- El Gobierno a través de la cartera de Planificación del Desarrollo desahució este miércoles la propuesta de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM) y-en consecuencia- del Comité Interinstitucional para la realización de la encuesta en 2023, por “incompleta” y sin “sustento técnico”, por lo que el conteo poblacional -ratificó- “será en 2024”.

 “Una propuesta incompleta planteada por la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno. No tiene sustento técnico, no cumple con el compromiso de la reunión del 15 de agosto”, añadió y precisó que el documento tiene 127 páginas, pero que solo dos son de propuestas y el resto “antecedentes y anexos”, afirmó el ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui.

Además, tiene “falencias” y un sesgo “político”. “Tiene un sesgo político, porque limitan la justificación del Censo a sus conclusiones, al tema de curules y distribución de recursos, cuando el principal objetivo es dar datos actualizados sobre las características socioeconómicas del país”, anotó la autoridad.

“Eso muestra el deseo de politizar el Censo, antes que los datos técnicos”, insistió.

Al respecto, Martha Oviedo, coordinadora general del Programa Censo de Población y Vivienda, expresó que hay diferencias entre el trabajo del Instituto Nacional de Estadística (INE) y las propuestas de la universidad cruceña.

“Hay que explicar que estas propuestas tal vez puedan aplicarse en Santa Cruz, pero con el resto del país hay muchas diferencias”, apuntó.

Explicó que el primer punto tiene que ver con la actualización cartográfica, que es el trabajo base para la organización y realización del censo. Este trabajo tomará al INE al menos 15 meses, mientras la universidad cruceña plantea solo nueve.

El segundo punto -según Oviedo- es la segmentación, es decir, definir áreas de trabajo para llegar a todo el territorio, y la aplicación de al menos 320.000 consultas, lo cual demandará al menos 15 meses de trabajo, la UAGRM propone nueve.

El tercer punto es el cuestionario censal, que es el documento que permite obtener la información en todas las áreas programadas, acotó.

“Este trabajo es todo un proceso, no es solo tener el cuestionario anterior o que haya una base, porque todo cambia y siempre hay que incluir elementos nuevos”, declaró.

Este punto -añadió- va acompañado de las pruebas cognitivas y pruebas piloto para luego encarar el respectivo análisis, lo que también demanda un trabajo metódico. 

El cuarto punto tiene que ver con el censo experimental, una etapa clave en la organización de la gran encuesta, pues es la parte que pondrá a prueba toda la organización y la capacitación de los encuestadores.

“La universidad de Santa Cruz cree que todo esto se puede hacer en nueve meses, pero no explica cómo se puede hacer, hay muchas incoherencias en su propuesta”, expresó Oviedo.

Respecto a la etapa postcensal, Oviedo dijo que en siete meses se podría entregar los datos finales, pero la universidad cree que esta labor se puede hacer en dos meses. “Ni una encuesta se trabaja en dos meses”.

Sobre el cabildo en Santa Cruz, Cusicanqui ratificó que “es irresponsable ir a una medida de presión sin propuesta técnica. Hemos demostrado que no, son dos páginas de su propuesta que no explican ni justifican nada. Rechazamos los anuncios de medidas de presión”.

IP/MP

Comparte el artículo en: