La inflación acumulada a septiembre fue de 1,76% sigue siendo la más controlada de la región

– Muebles, bienes y servicios domésticos; Alimentos y bebidas no alcohólicas; Bienes y servicios diversos; Vivienda y servicios básicos; Alimentos y bebidas consumidas fuera del hogar y otros, fueron los más inflacionarios.

La papa, por su estacionalidad, subió en los principales centros de abasto y fue el más inflacionario/ arch digital

La Paz, Innovapress, 6 oct 2022.- La inflación entre enero-septiembre de 2022 siguen siendo controlada y una de las más bajas de la región sudamericana con 1,76 por ciento, reportó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El Índice de Precios al Consumidor (IPC), que mide la variación de los precios de productos, bienes y servicios, registró en septiembre una variación positiva de 0,14 por ciento respecto a agosto.

“La variación acumulada fue de 1,76 por ciento y a doce meses fue positiva con un incremento de 1,89 por ciento”, reportó el INE.

El informe precisa que el aumento de 0,14 por ciento del IPC registrado en septiembre se explica, principalmente, por la variación positiva de los precios en las divisiones de: Muebles, bienes y servicios domésticos; Alimentos y bebidas no alcohólicas; Bienes y servicios diversos; Vivienda y servicios básicos; Alimentos y bebidas consumidas fuera del hogar; Bebidas alcohólicas y tabaco y Prendas de vestir y calzados.

Por su lado, la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, manifestó que Bolivia sostiene una inflación controlada y baja, pese al contexto internacional adverso.

De igual forma resaltó la calificación de “fascinante” hecha por el Banco Mundial recientemente al control de la inflación en el país.

A decir de la portavoz del Gobierno, el Modelo Económico Social Comunitario Productivo, restaurado desde noviembre de 2020, permitió a Bolivia retomar su estabilidad y posicionarse nuevamente como una de las mejores economías de la región.

Dentro de esos indicadores macroeconómicos, destacó el crecimiento y la baja inflación en relación a otros países, que viven devaluaciones.

“Mientras que varios países en el mundo tienen problemas de inflación, en Bolivia no sucede esta situación por su estabilidad de precios”, agregó.

“Nuestro modelo prioriza la demanda interna, el abastecimiento del mercado interno y en ese ámbito fomentamos la inversión pública, la producción de alimentos para el mercado interno y la exportación”, anotó.

IP/MP

Comparte el artículo en: