María dio a luz a Jesús en Belén porque tuvo que ser empadronada

-El emperador Augusto César promulgó entonces un decreto para censar a la población y a su producción.

María y José acuden a ser censados/ Foto: Internet

Innovapress, 23 dic 2022.- María dio a luz a Jesucristo en Belén porque junto a su esposo José acudieron hasta allí para ser empadronados en cumplimiento de un decreto dispuesto entonces por el emperador romano Augusto César quien dispuso el censo de la población y a su producción.

El libro “Vida de Jesucristo” escrito por James Stalker (1973) refiere que Augusto César ocupaba el trono del imperio romano y bastaba el movimiento de su dedo para poner en juego la maquinaria del gobierno sobre casi todo el mundo civilizado.

“Estaba orgulloso de su poder y riquezas y una de sus ocupaciones favoritas era preparar un registro de las poblaciones y de los productos de sus vastos dominios”, afirma Stalker.

Por ello promulgó un edicto (decreto) como lo dice Lucas el evangelista, “que toda tierra fuese empadronada” para expresar con exactitud lo que la Biblia sostiene: “Que se hiciera un gran censo de todos sus súbditos para que sirviera como base para futura contribuciones”.

Uno de los países afectados por ese decreto fue Palestina, cuyo rey Herodes el Grande, era vasallo de Augusto César.

Ese hecho puso a todos los pueblos en movimiento, porque de conformidad con la antigua costumbre judaica, el censo se tomaba no en las localidades donde los habitantes residían, sino en los lugares al que pertenecían como miembros de las 12 tribus originales.

Y entre las personas que el edicto de Augusto, desde lejos, arrojó a los caminos estaba una humilde pareja de la villa de Nazaret de Galilea. José carpintero de la aldea, y María, su esposa.

Ello fue así porque debieron inscribirse en el registro debido a que tenían que hacer un viaje de unos 150 kilómetros, porque a pesar de ser aldeanos tenían en sus venas la sangre de reyes y pertenecían a la antigua ciudad de Belén en la parte meridional del país.

“De esa forma, sostiene Stalker, llegaron a Belén y fue donde Jesús nació en un corral que bien hubiera sido ocupado por las bestias de los viajeros que atestaron los alojamientos de la región”.

IP/MP

Comparte el artículo en: