Presidente Arce pondera utilidad de la hidrovía sobre el Mamoré para exportación hacia el Atlántico y de ahí a Europa

-Podrá también aprovecharse el canal para la exportación de minerales, según el mandatario.

Una vista de la belleza natural de la hidrovía sobre el Mamoré/ Foto: toma de internet

Cochabamba, Innovapress, 13 may 2022.- El presidente Luis Arce ponderó este viernes la utilidad de la cuenca Ichilo -Mamoré que comunica por río a los departamentos de Cochabamba y el Beni y así contar con una vía alternativa de exportación de producción nacional a mercado de ultramar, Europa y otros.

“La hidrovía es una realidad, ya salen embarcaciones de Puerto Villarroel rumbo a Guayaramerín y viceversa”, expresó durante el aniversario de la Federación de Cooperativas Mineras de Cochabamba.

La hidrovía comprende varios puntos desde Puerto Villarroel (Cochabamba) hasta Guayaramerín (Beni). Se puede transportar todo tipo de mercadería y también es vital para el desarrollo de la actividad del turismo.

“Hemos visto cómo está saliendo la ulexita y otros componentes de la agropecuaria para Beni, que necesita ese tipo de nutrientes para mejorar la producción del agro”, indicó el jefe de Estado al comprometer la actividad minera y agrícola de Cochabamba.

Para “aquellos que se dedican exclusivamente a la minería, también tenemos propuestas para resolver el transporte de su mineral a los centros de producción y de industrialización” a través de la hidrovía, añadió.

Bolivia ya consolida al Atlántico como alternativa. La hidrovía Ichilo – Mamoré fue inaugurada por el presidente Luis Arce en julio de 2021.

El canal mejorará el paso de los buques de carga de mayor tamaño a lo largo de los ríos Ichilo y Mamoré de Bolivia, el último de los cuales desemboca en el vecino Brasil, donde se conecta con otras vías fluviales que finalmente llegan al océano.

El proyecto de 1.400 kilómetros de longitud comienza en un tramo del río Ichilo, en el departamento de Cochabamba, en el centro de Bolivia, y continúa a lo largo del Mamoré, que desemboca en la región amazónica del Beni, en el norte del país, en la frontera con Brasil.

IP/MP

Comparte el artículo en: